TRAUMA: Los 3 tipos más comunes

Isabel Tarin Mentora Coach
El trauma es como una herida profunda en tu interior que solo se puede sanar con ayuda especializada.

Tabla de contenidos

¿QUÉ ES UN TRAUMA?

Básicamente, un trauma es un daño permanente que te ha producido tu historia vital, que no se cura solo sino que necesita de una reparación profunda. 

Generalmente existen tres tipos de trauma. Te pondré algunos ejemplos para que puedas identificarlos mejor:

EL TRAUMA NO SE CURA SOLO NI CON EL PASO DEL TIEMPO

LOS 3 TIPOS DE TRAUMA:

1.

Trauma severo y manifiesto

El vaso lleno.

  • Una violación

  • El abandono de un padre

  • La muerte de un hermano o un hijo

Estos acontecimientos son muy duros. A pocas personas no les causan trauma, pero es cierto que son los menos numerosos y que al menos se comprenden por los demás, lo que nos ayuda a legitimar que necesitamos tiempo y ayuda para recuperarnos de ellos. Y esto es un gran avance.

2.

Trauma sutil pero duradero en el tiempo

El vaso que se llena gota a gota. También llamado "Trauma relacional".

  • Circunstancias estresantes a tierna edad:

El divorcio de tus padres, el desempleo prologando de alguno de ellos, una enfermedad crónica de algún miembro…

    • Un trato emocional abusivo:

    Te castigaban encerrándote en un cuarto, te zarandeaban al reñirte, te contaban muchas mentiras o te humillaban sutilmente con comentarios despectivos como “que harta me tiene esta niña”, “¿es que eres tonta?”, etc.

    • Un trato emocional negligente:

    Si te educaron con miedo, diciéndote continuamente que había mucha gente mala en el mundo, si no te dejaban ir de excursión por si te pasaba algo, si hablaban  continuamente en tu presencia de la falta de dinero, de trabajo o de lo dura que era la vida, si te controlaban en exceso, si tiraron posesiones personales tuyas, si fisgoneaban entre tus cosas sin dejarte intimidad, etc. 

    El trauma sutil es el que padecen casi todas mis clientas. Han sido afectadas por circunstancias estresantes de la vida de manera sutil pero muy crónica que ha disminuido su espíritu.

    Esas experiencias parecían muy ordinarias e irrelevantes para los demás, así que mucha parte de su sufrimiento se debía a que ellas mismas no lo legitimaban como tal por no ser reconocido ni comprendido por su entorno.

    3.

    Trauma oculto

    El vaso vacío.

    El trauma oculto es el que padecen o han padecido todas las personas en el mundo en alguna medida. Y es oculto porque es invisible. No deja un cadáver. No se basa en lo que pasó, sino en lo que NO pasó. Pero igualmente el trauma oculto contiene la esencia de cualquier trauma: la falta de amor incondicional.

    QUE NO TE VEAN, QUE NO TE PROMOCIONEN, QUE NO TE CELEBREN... ES TRAUMA OCULTO.

    En definitiva, el trauma oculto está hecho de cualquier falta de amor.

    • Tus padres no pasaban tiempo contigo de calidad estando bien presentes.
    • No se interesaban genuinamente por tus deseos, tus opiniones, ni por descubrir tus gustos (en resumen, sí estaban contigo pero “no te veían”).
    • No notabas inmensa alegría por simplemente estar a tu lado.
    • No te apoyaban, no te animaban a hacer lo que querías.
    • No se afanaban en identificar tus talentos en arte o en matemáticas para buscar formas de promocionarlos.
    • Eran demasiado estrictos. 
    • Se mostraban implicados y amorosos, pero en realidad eran asfixiantes y estaban llenos de expectativas sobre quién debías de ser para gustarles.
    • Te hicieron asumir responsabilidades que no correspondían a tu edad, como ser la confidente de sus problemas maritales tus padres o para que tomaras partido por uno de ellos, porque ellos creían y te hicieron creer a ti también que ser su hija era estar en deuda con ellos.

     

    Si alguna vez te has preguntado por qué no te sientes feliz ni poderosa si nunca te ha pasado nada grave, si nunca te han violado, pegado o abusado, o no manifiestamente, seguramente estés afectada por el trauma oculto. Aunque más sutil deberás recuperarte de éste igualmente si quieres volver a ser feliz. 

    Sanar las secuelas de la familia disfuncional_Isabel Tarin
    Las personas que sufren de trauma tienen muchos síntomas entre ellos la confusión.

    ¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS MÁS COMUNES DEL TRAUMA?

    Juzga tú misma si puedes padecer trauma según tus síntomas.

    • Sistema nervioso dañado y desorganizado

    Si ante situaciones que parecen “insignificantes” reaccionas con gran ansiedad, ataques de pánico, hipervigilancia, insomnio, desasosiego y, también y sobretodo, paralizándote o congelándote;  muy probablemente padezcas trauma. 

    Una de mis clientas, Jessica, que rara vez salía con sus amigos lejos de su casa, un día se vio en metida en una discoteca abarrotada de gente. Mientras estaba haciendo como que bailaba empezó a encontrarse muy mal. Se sentía tambaleante, tenía sudores fríos, no podía dejar de mirar la puerta más cercana, hasta que de repente un golpe de música le asustó y salió disparada corriendo afuera porque se sentía morir literalmente. Cuando vino a verme se dio cuenta de que no salía apenas, no cogía el coche para ir lejos, no iba de viaje y tenía una vida cada vez más pequeña, porque sin darse cuenta llevaba muchos años evitando los síntomas tan desagradables de su sistema nervioso desorganizado.

    • Flashbacks emocionales

    Los flashbacks emocionales, acompañados de imágenes intrusivas o no, producen una sensación súbita de que estás en peligro, eres pequeña, defectuosa, que la vida es un lugar peligroso y que estás sola e indefensa.

    Cuando los padeces vives en un estado de miedo y parálisis, más o menos acusado, por el temor a no saber cuándo van a volver a ocurrir.

    Los flashbacks emocionales son una señal inequívoca de haber sido afectada por un trauma de origen emocional y no haberlo superado. 

    Amanda me contaba que cuando coincidía con la pareja de su amiga, un hombre que tenía la actitud de un perdonavidas, de repente no podía evitar sentirse pequeña, acobardada, sumisa y físicamente contraída.

    Coincidir con él era pasar un mal día sin poder evitarlo. Me decía que se sentía como si volviese a tener 7 años y se encontraba de nuevo en aquella clase donde un compañero le hacía bullying y ella no encontraba la manera de defenderse.

    • Tristeza, sentimiento de vacío e insatisfacción, apatía, desmotivación y cansancio

    Si te sientes apática, vacía, desmotivada y cansada habitualmente, si tu caso es el de no tener claro quién eres, qué quieres de la vida, qué te motiva verdaderamente, qué o quién te hace daño,  incluso qué o quién te excita, o incluso descubrir que lo único que te mueve algo por dentro es lo que sabes que te hace daño, seguramente hayas sido afectada por un trauma emocional y sutil pero muy duradero en el tiempo. La peculiaridad de éste es que las respuestas de lucha o huida no eran una opción y se inhibieron dejándote un “un sistema emocional y de autodefensa” inhibido, como medio muerto.

    Ana, una mujer de unos 40 años, vino a verme aunque no tenía ningún síntoma muy desagradable ni específico. Cuando llegó a mis sesiones simplemente me dijo: «Esta vida me parece un rollo. No le encuentro el lado divertido. ¿Es esto normal?» Efectivamente estaba desconectada de sus deseos porque había padecido un trauma emocional muy sutil.

    SI NO SIENTES EMOCIÓN POR EXISTIR ES SEGURO QUE AL MENOS HAS SIDO AFECTADA POR EL TRAUMA OCULTO

     

    Algo que parece tan simple como la falta de amor del bueno produce, con piel de cordero y un poco más de tiempo, una disminución muy grande de nuestra capacidad de soñar, de desear libremente, de motivarnos para ser transgresoras y crear una vida a nuestra manera. ¡Te aleja de la felicidad que mereces! 

    LA RECUPERACIÓN: ¿Y qué puedes hacer tú ahora?

    1.- El trauma no es un golpe emocional superficial; para sanar es imprescindible que pidas ayuda.

    2.- Los veteranos de Vietnam traumatizados y con síntomas de estrés postraumático muy incapacitante demostraron que la terapia en grupo fue su mejor aliado.

    3.- No te niegues a la medicación, pero tampoco la utilices como tu única solución.

    4.- «Despacio también se llega». Se cuidadosa y prudente en la elección del profesional que te ayude. Este debe ser extremadamente empático. Evita por todos los medios ser retraumatizada o añadirás dificultad y sufrimiento.

    5.- Las terapias de EMDR y Neurofeedback han demostrado ser de mucha utilidad en personas que padecen trauma.

    PODEMOS AYUDARTE

    DISTIMIA: la hermana pequeña de la depresión

    Adicción al amor + test

    LOS 5 LENGUAJES DEL AMOR

    Entradas Recientes

    Categorías
    Abrir chat
    Escanea el código